Seis colectivos de apoyo a personas con discapacidad colaborarán en la puesta en marcha del Plan Integra

Un total de seis colectivos de apoyo a personas con discapacidad colaborarán en la puesta en marcha del Plan Integra, pionero de la Diputación de Cáceres y con el que se crearán en entornos rurales hasta 223 puestos de trabajo «inclusivos», adaptados a las capacidades de cada solicitante.

La presidenta de la institución, Rosario Cordero; y la diputada de Igualdad y Políticas Sociales, Marifé Plata, se han reunido hoy con representantes de las seis asociaciones para coordinar esta nueva acción de empleo.

Las asociaciones que asesorarán a los ayuntamientos son Placeat (Plasencia), Mensajeros de la Paz (Moraleja), AIDIM (Valencia de Alcántara), APTO (Navalmoral de la Mata), ASDIVI (Guadalupe) y ASPAIMCA (Cáceres), según el convenio firmado con la Diputación, con un presupuesto de 100.000 euros.

Entre las funciones figuran el asesoramiento, información y sensibilización a los ayuntamientos para los procedimientos de acogida de los nuevos trabajadores, la adaptación de puestos y funciones a desarrollar, el seguimiento de la integración en el puesto de trabajo y de las realizaciones en el empleo y la evaluación del programa.

Cordero ha subrayado el papel de las asociaciones como «clave» porque los ayuntamientos «necesitan de esa información y asesoramiento sobre cómo adecuar los trabajos y las jornadas a determinados perfiles».

Cordero ha recordado que recientemente se han incorporado a la Diputación dos nuevos trabajadores con distintas capacidades, «lo que corrobora que hay muchos puestos de trabajo que se pueden ocupar en nuestros ayuntamientos siempre que los adaptemos a sus capacidades».

A partir de la firma de este convenio, las asociaciones se distribuirán los territorios a cubrir para comenzar a trabajar con los distintos ayuntamientos, conocer qué personas con discapacidad solicitan incorporarse el mundo laboral y ver qué puestos hay en cada municipio que puedan ser ocupados.